Las ojeras, las solemos asociar con la falta de sueño, con el cansancio…que aunque son algunas de sus causas, no son las únicas.

Gracias a la avanzada sociedad científica, eliminar las ojeras es relativamente sencillo en base a un sinfín de cuidados basados en productos beneficiosos para la piel y el organismo.

Al momento de hablar sobre belleza natural se hace énfasis en lo que se transmite hacia los demás a través de cuidados.

Además, para lograrlo también es importante combatir un enemigo público de la belleza del rostro, las ojeras.

¿Qué son las ojeras?

ojeras

Estas se caracterizan por ser surcos oscuros alojados en la parte del párpado inferior; la oscuridad de estas puede llegar a ser de color azul, café o violeta. Esta coloración depende de cada persona.

A pesar de no ser un padecimiento o una enfermedad comprometedora para el organismo, las ojeras son producto de diversos factores, los cuales sí pueden llegar a comprometer ciertas partes del cuerpo, incluyendo los órganos vitales.

Uno de los factores más determinantes de su aparición es la edad avanzada. Y es que, según van pasando los años, disminuye la circulación sanguínea en la zona.

El cansancio también puede hacer mella en nuestro rostro. Al momento de encontrarse agotado, el organismo pierde la habilidad de renovar los tejidos celulares.

Son muchas las personas que, por cuestiones genéticas, presentan ojeras de tonalidades oscuras. Estas aparecen desde edades tempranas y suelen ser permanentes.

Aparte de las ojeras, la retención de líquidos también es la causante de grandes bolsas bajo los ojos; estas representan un gran aspecto de cansancio y a su vez son estéticamente desagradables.

La ausencia de oxígeno en las células del organismo produce deshidratación, esto se evidencia con el oscurecimiento de algunas zonas de la piel. Tal factor se ve favorecido por el consumo de tabaco, alcohol y café. 

Pero vamos ya con los efectivos remedios para eliminar las ojeras que os prometí al inicio del artículo.

Remedios para eliminar las ojeras

Estas prácticas que te presentamos a continuación son las más apropiadas para tratar problemas en la piel, especialmente la del rostro, que es una de las más delicadas.

Además debe evitarse a toda costa el empleo de productos altamente químicos o, en el peor de los casos, de operaciones que puedan poner en riesgo nuestra salud.

Pepino

El pepino es uno de los alimentos más utilizados en tratamientos de belleza, todo gracias a sus componentes entre los que destacan los ácidos cafeico y ascórbico, y la vitamina C.

Estos se encargan de mantener la piel sana, alivian la irritación y reducen la inflamación.

Ingredientes

  • 2 rodajas de pepino

Aplicación

  • Lavar bien el rostro, especialmente la zona donde se concentran las ojeras.
  • Colocar las rodajas de pepino sobre las ojeras, una para cada ojo.
  • Dejaremos que actúen durante 10 minutos para conseguir el efecto deseado..
  • Transcurrido el tiempo indicado, limpiar la zona donde estaba el pepino.

Manzanilla

Podemos encontrar manzanilla en diferentes presentaciones. Se caracteriza por ser un planta muy saludable con propiedades antiinflamatorias

Para tratar las ojeras recurriremos a pequeñas bolsitas de té.

Ingredientes

  • 2 bolsitas de té de manzanilla

Aplicación

  • Deberemos lavarnos correctamente el rostro, especialmente la zona donde se concentran las ojeras y las bolsas inflamadas.
  • Nos pondremos un saco de té de manzanilla en cada uno de los ojos; dejar hacer efecto durante un tiempo estimado de 5 a 10 minutos.
  • Volver a lavar esta zona, ahora con agua a temperatura ambiente.
  • Se recomienda repetir el proceso, por lo menos, dos veces a la semana.

Leche

La leche, se trata de un alimento muy interesante para ayudar a nutrir nuestro cuerpo de una manera única gracias a sus beneficios.

No obstante, en esta ocasión la leche no vamos a beberla, sino que nos la vamos a aplicar con el fin de mitigar el color oscuro de las ojeras.

Ingredientes

  • 2 tazas de leche fría (500 ml)
  • 2 almohadillas

Aplicación

  • Debemos lavarnos la cara antes de nada
  • Remojaremos las almohadillas en el medio litro de leche fría.
  • Las escurriremos y las colocaremos sobre los ojos durante un tiempo estimado de 15 minutos.
  • Para terminar, lavaremos el rostro con agua a temperatura ambiente.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general.

Únete a la conversación