Para aquellos que somos aficionados al deporte, el dolor articular es un viejo conocido. Especialmente, suele ocurrir en aquellas personas que abusan de un tipo de ejercicio sin las indicaciones oportunas.

Uno de los dolores más habituales, es el de rodillas. Pero no os alarméis, que al fortalecer las piernas, se puede reducir su riesgo. No obstante, si ya os duelen, deberéis acudir a un especialista que os guíe y os aconseje.

Es habitual pensar que el ejercicio físico, siempre contribuye al desgaste de las rodillas. Pero la realidad es que depende bastante del tipo de deporte que sea haga, y cómo se le acompañe. Por ejemplo, correr puede triturar nuestras rodillas sino llegamos a fortalecer las piernas bien antes.

A veces, es peor el remedio que la enfermedad. Cuando nos duelen las rodillas, paramos de entrenar, algo que es contraproducente. ¿Por qué? la razón es que el dolor puede radicar en la falta de fuerza en los músculos y los tendones que rodean las rodillas.

Aprende las razones por las cuales debemos fortalecer las piernas

fortalecer-las-piernas

Se suele temer bastante al dolor en las rodillas, porque lastra bastante nuestro rendimiento. Es por ello, que cuando hace acto de presencia, por ello solemos dejar de entrenar.

Ciertamente, ésto es una de las medidas más acertadas cuando el dolor es agudo. Ya que, no tenemos que aumentar más la tensión en un área severamente dañada.

Pero, sed conscientes de una cosa. Y es que el dolor de las rodillas se debe a raíz de no fortalecer las piernas. No debemos olvidar que las rodillas, son la articulación que más tensión soportan en el cuerpo. Son los andamios del cuerpo. Ya que ambas están en las piernas que utilizamos a diario en cada movimiento que realizamos.

Por eso es necesario que mantengamos un correcto tono muscular en esta zona y consigamos unas articulaciones fuertes que sean capaces de aguantar la presión del ejercicio.

Para ello es necesario que nos centremos en las piernas y no las dejemos de lado a la hora de entrenar. Muchas veces se dejan de lado y no las trabajamos, un error que luego se traduce en dolores articulares.

Ejercitar las piernas, nos dará fuerza articular y solidez. Nos permitirá trabajar con mayor tensión otro tipo de ejercicios, pues serán los músculos los encargados de trabajar y aguantar la presión.

Deberemos trabajar las piernas de forma suave y progresiva. Por ello, ejercicios asistidos con máquinas, pueden ser buenos para aquellos que jamás hayan entrenado. O sentadillas, si tenemos la flexibilidad adecuada, pues son el mejor ejercicio para fortalecer las piernas.

Todo se basa en trabajar en base a nuestras necesidades y objetivos. Una programación sin sentido, nos llevará sin lugar a dudas a fracasar, de nosotros depende no lesionarnos las rodillas.

Material adicional

Por último, os quiero dejar otro artículo. En él, os hablamos de cómo evitar el dolor de rodillas al hacer sentadillas, algo muy común:

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general.

Únete a la conversación