Los arándanos, son uno de mis frutas favoritas, repletas de antioxidantes y otro tipo de nutrientes excelentes para la salud. Sin más demora, os voy a dejar con los increíbles beneficios de los arándanos, una fruta que os sorprenderá sin lugar a dudas.

Increíble fuente de antioxidantes

Uno de los principales beneficios de los arándanos, es que están repletos de antioxidantes, que  son compuestos que combaten enfermedades importantes.

Los científicos creen que ayudan a prevenir y reparar el estrés que viene de la oxidación, un proceso natural que se produce durante la función normal de las células. Un pequeño porcentaje de células se daña durante la oxidación y se convierte en radicales libres, que pueden iniciar una reacción en cadena para dañar más células y posiblemente enfermedad.

Las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de los arándanos benefician a la salud del corazón y lo protegen.  Los arándanos también han demostrado proteger contra las enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol, la presión arterial, la protección contra el accidente cerebrovascular y reducir el estrés oxidativo. También previenen el padecimiento de ataques al corazón.

Aliado de nuestro cerebro

Comer arándanos te puede ayudar a mantener tu cerebro en buenas condiciones, aun entrando en la vejez. Los arándanos contienen flavonoides que potencian tu memoria y mejoran el aprendizaje y otras funciones cognitivas.

Protegen nuestro cerebro de radicales libres que pueden ser dañinos para ti ya que pueden dañar tejido sano y están generalmente relacionados con la pérdida de la memoria. Los arándanos pueden ayudar también a reducir el riesgo de tener Parkinson o Alzheimer. Se recomienda consumir una taza de arándanos cada día.

Beneficios de los arándanos

Ayuda a protegernos contra enfermedades cardiovasculares y la diabetes

Los arándanos son ricos en unos fitoquímicos llamados polifenoles, que tienen múltiples beneficios para la salud. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Maine y publicado en Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism demostró que el consumo regular de arándanos puede ayudar a prevenir patologías asociadas al síndrome metabólico, incluyendo enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Además agrega que muchas sustancias encontradas en los alimentos, como los arándanos, tienen el potencial de prevenir estas condiciones y reducir la necesidad de consumir medicamentos o someterse a intervenciones médicas.

Ayuda a prevenir las enfermedades urinarias

Las infecciones urinarias son causadas por una bacteria y son 10 veces más comunes entre mujeres que en hombres. Además se prevé que el 50% de las mujeres tendrá al menos una infección urinaria en su vida.

Los arándanos contienen una sustancia que evita que las bacterias se adhieran al tejido de la vejiga, por lo tanto el consumo regular de jugo de arándanos ayuda a prevenir infecciones en el tracto urinario, evita la inflamación en la vejiga, previene la cistitis, problemas a los riñones, la próstata y la uretra. Sin duda, uno de los beneficios de los arándanos más desconocidos.

Potencia la memoria

Diversos estudios han investigado la relación entre los arándanos y la memoria. De acuerdo a una investigación realizada en adultos mayores en la Universidad de Cincinnati Academic Health Center, descubrieron que aquellos que tomaron jugo de arándanos por 12 días vieron un aumento en su capacidad cerebral para recordar cosas. Los investigadores señalaron que “Hasta donde sabemos, este es el primer ensayo en humanos en evaluar el potencial beneficio del arándano sobre la función neurocognitiva en adultos mayores con un mayor riesgo de demencia”.

Buenos para la vista

Esta fruta contiene compuestos que aumentan la habilidad visual y mejoran la visión. En Italia, un estudio encontró que una mezcla de estos compuestos llamados anthyocyanides, junto con la vitamina E,detuvieron la progresión de la formación de cataratas en más del 95% de los sujetos de estudio que estaban experimentando una progresión en la etapa temprana de esta enfermedad.

Pero esto no es algo tan reciente, los pilotos británicos durante la Primera Guerra Mundial sabían que eran increíblemente beneficioso para los ojos, y consumían arándanos antes de volar.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general.

Únete a la conversación