Las manzanas, una de las frutas más fáciles de conseguir y que más suelen poblar nuestras cocinas. Se tratan de un alimento, que gracias a sus beneficios, ayudarán a mejorar nuestras defensas corporales.

En base a Matthew Davis, de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Michigan, comer manzanas hace menos propensos a fumar. Consumir esta fruta puede ser una señal de un modo de vida más saludable, y fijarnos a llevar una dieta más equilibrada. Esto se debe a que la manzana es una buena fuente de vitamina C, fibra soluble y flavonoides.

Uno de los beneficios interesantes y prácticos de la manzana, es que encajan perfectamente en el desayuno, como snack a media mañana, para provocar un pico de insulina a consecuencia de que se tratan de un alimento rico en fructosa. Perfecto para tomar después de entrenar, junto con proteína para mejorar nuestra recuperación muscular.

Beneficios de las manzanas

 

Beneficios de la manzana

Ayuda a hidratarnos

Es una fruta que nos permitirá hidratar nuestro cuerpo por su alto contenido de agua. La manzana es diurética, que nos servirá para eliminar la acumulación de líquidos, los calambres en los miembros inferiores y la presión arterial elevada, debido a su gran cantidad de potasio.

Rica en vitamina E, y antioxidantes

Al contar con fibras solubles e insolubles, puede ser consumida por personas que sufren de diarrea o de estreñimiento. Curiosa paradoja, ¿verdad? Lo que subyace tras esta contradicción es que en el segundo caso es preciso consumirla cruda y con cáscara y en el primero, asada o en forma de compota.

Una fuente saludable de pectina

La cáscara de la manzana tiene pectina. Esta fibra protege la mucosa intestinal. Si la lavas bien antes de comer, no tendrás que pelarla para disfrutar de todos los beneficios a nivel digestivo. Además, varios estudios revelan que la pectina tiene un papel decisivo para evitar ciertos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de colon.

Rica en fitoquímicos

El secreto de la manzana y sus bondades está en sus sustancias fitoquímicas que son muy útiles para conseguir prevenir el cáncer. Pero no sólo ocurre este hecho, sino que ayuda a reducir los niveles de azúcar y grasas en sangre, si se consume con moderación.

Uno de los fitoquímicos de la manzana es la quercetina, que permite prevenir los problemas cardiovasculares, las enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, el asma y hasta las contracturas musculares.

Alimento saciador de nuestro apetito

Se trata de un alimento excelente para tomar en nuestra dieta habitual, porque además de no contener una gran cantidad de calorías (como veremos posteriormente), nos aporta una abrumadora cantidad de nutrientes de elevada calidad nutricional.

La razón que subyace aquí, es porque la manzana sacia nuestro apetito y evitará que comamos de más. Puedes ingerir la cantidad que quieras al día sin restricción, ya que te ayudará a bajar de peso y sentirte con más energía por la fructosa que nos aporta.

Mejora nuestras capacidades cognitivas

Pero no sólo nos proporciona las siguientes ventajas, ya que otro de los beneficios de las manzanas es que ayuda a incrementar nuestras capacidades cognitivas debido a su aporte de azúcares beneficiosos para nuestro cerebro, por el azúcar de origen natural que nos proporciona.

Propiedades de la manzana – Valor nutricional

Por cada 100 gramos

  • Calorías: 52
  • Hidratos de carbono: 14
  • Grasas:0,2
  • Proteínas:0,3

Por último, os dejo un interesante vídeo sobre cuáles son algunos de los restantes beneficios de las manzanas:

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general.

Únete a la conversación